Navegación
 Portal
 Índice
 Miembros
 Perfil
 FAQ
 Buscar
Últimos temas
» Angel Kid(Nc-17)
Miér Mayo 27, 2009 8:00 am por Karuroruso

» Sometimes (advertencia: lemon) (cap 1)
Sáb Mar 28, 2009 7:16 pm por lyra

» Believe... in dreams
Miér Mar 04, 2009 10:48 pm por Deivid

» FUEGO EN EL PARAÍSO, SEGUNDO PLAZO.
Jue Feb 26, 2009 7:45 pm por Sei-chan

» CONDENADA A SEGUIR SOÑANDO
Miér Feb 18, 2009 1:19 pm por Khira

» mis creaciones
Mar Feb 17, 2009 10:17 am por Karuroruso

» mis creaciones
Mar Feb 17, 2009 10:15 am por Karuroruso

» Ciudad Mágica ;)
Lun Feb 16, 2009 9:39 am por Karuroruso

» HUMAN BEHAVIOUR [postales/banners]
Lun Feb 16, 2009 9:24 am por Karuroruso

» Los garabatos de Psique
Lun Feb 16, 2009 9:15 am por Karuroruso

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Nuestras webs amigas

Angel Kid(Nc-17)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Angel Kid(Nc-17)

Mensaje por Karuroruso el Mar Feb 17, 2009 9:43 am

N/A: Gracias a Alexandria por betear y a una prima para ayudarme con este fic. Bueno espero que sea de su agrado
*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~*
Para los que no entiendan algunas cosas aquí les dejo un glosario:

Gorditas o Zopes: Es una comida mexicana es tortilla con fríjol, carne
y verdura

Mole: es pollo con chocolate que esta hecho con galletas, chile
colorado, chocolate y mole.
*~*~*~*~*~*~*~*~*~*~
Prologo:

Para que se entienda un poco la historia, les hago este prologo, bueno
el padre del protagonista es un ángel de la muerte que quiso ser
mortal para entenderlos mejor así que tomo una poción y así se hizo un
mortal, se enamoro de una chica de la cual el no sabia que ella estaba
en su lista y tuvieron relaciones, de esa relación salio mi angelito,
pero también su hermanita así que el mismo se hecho una maldición y
por eso ahora se dedica a velar por la madre de los chicos y por ellos.
*~*~*~*~*~*~ *~*~*~*~* ~*~*~*~*~ *~*~*~*~* ~*~*~*~*~ *~*~*~*~*

CAPITULO 1: EL VISITANTE NOCTURNO


Londres, Inglaterra

En una de las mas prestigiosas universidades de la ciudad se encontraba John McCartney, un joven rubio de ojos grises como un día nublado, cuyo cabello lacio y largo llegaba hasta los hombros. Su complexión era la del típico chico que se la pasaba en el gimnasio ya que tenia, a pesar de ser delgado y alto, un cuerpo fibroso y marcado por el ejercicio. Su presencia en general era de facciones lindas y finas como si se tratara de un niño travieso.

Ese día en particular, su mente divagaba y no prestaba atención a la clase ya que sus pensamientos eran para alguien especial.

Pero algo lo sacó de sus pensamientos, ese alguien era la chica más hermosa y popular de la escuela: de belleza clásica, ojos color verde miel y una cabellera larga hasta la cintura de un café intenso, que en particular le era muy atractiva.

-Hola Jhon… Jhon. Ayy no otra vez ido, Jhon contéstame – Dijo Rose

-Lo siento, ¿Me decías?– Dijo Jhon saliendo de sus pensamientos y prestándole atención.

-Te decía que hoy en la noche habrá una fiesta en casa de mi madre y quisiera saber si querías ir, también que si me podrías llevarme saliendo de clases – Contesto Rose



-Oh, Claro que me gustaría ir a la fiesta, pero referente a llevarte a casa de tu madre no puedo, ya que tengo ir a trabajar, vas a tener que disculparme por eso– Dijo atribulado Jhon

Ella se quedo mirándolo un rato hasta que terminó por darle la dirección de su casa, anotándola en una esquina de su libreta. La chica salió del salón como insultada, mientras Jhon se quedo intrigado por ese comportamiento y preguntándose que había dicho exactamente para que se sintiera así, pero no le dio mayor importancia. A los minutos sonó el timbre y Jhon agarró sus cosas, se dirigió al coche, lo encendió para dirigirse a su casa, donde se retiró a su cuarto. Se desnudó para darse un buen baño, al salir se encontró con Peter, uno de sus sirvientes mas jóvenes, que le estaba dejando la ropa limpia en su cama, Jhon rápidamente esconde su mano izquierda para que no se la viera, lo que Jhon no pudo evitar hacer fue quedársele mirando a Peter un instante después desvió la mirada, luego espero a que se retirara para poderse cambiarse, una vez que Peter salió, se puso el mejor traje que tenia para ir a trabajar y casi por inercia se puso el mitón en su mano izquierda, luego agarró la computadora portátil que tenia en su escritorio para salir del cuarto.

Bajo al comedor en el cual estaba servida una comida exquisita era una variedad de comida japonesa, la cual fue hecha por su nana, la cual disfrutaba mucho en prepárasela. Comió solo ya que su madre estaba en el trabajo.

México
Culiacán, Sinaloa

En un salón de la famosa universidad de ese estado se encontraba un chico de 19 años, pelo negro, alborotado y corto, con mechones plateado, de mirada algo sombría, nariz chica boca grande, ojos cafés oscuros, estatura media, tenia cuerpo algo marcado por el ejercicio. Por ser un chico inteligente se encontraba becado en un programa especial, ya que no tenia dinero para pagar la escuela. Era el mayor de tres hijos, sin padre, ya que este los había abandonado cuando el tenia apenas 9 años. Su madre que era enfermera, apenas pudo mantener a sus crios sin ayuda, pero ahora él era su esperanza.

Estaba a la mitad de una de las clases más aburridas del mundo, francés, la lengua extranjera le gustaba, pero el profesor que la impartía lo sacaba de quicio.

-Señor Rodríguez…señor Rodríguez!!!...DIEGO!!!! – Le dijo el Maestro algo molestó.

-si, dígame profesor” – Contestó el muchacho con cierta arrogancia en la voz.

-¿podría compartir con la clase lo que esta afuera y que parece llamar mas la atención que los infinitivos en pasado perfecto? – Preguntó el maestro

-pues mire, veía como aquel perrito negro de ahí- dijo apuntando a un perro pequeño, negro, que se encontraba en la esquina de la cuadra- trataba de cruzar la calle, pero cada vez que lo intenta casi lo atropellan y tiene que regresar a la esquina, luego veía como la señora de la banca le da comida a las palomas y estas terminan por subírsele encima y la asustan tanto que corre y cruza la calle…obvio eso hace que varios carros paren y entonces el perrito aprovecha y cruza por fin la calle- Contesto Diego burlonamente

Toda la clase rió, pues él, Diego Rodríguez era el único capaz de mofarse así de aquel profesor, pues era bien sabido que era uno de los mejores estudiantes y por lo tanto el profesor no le llegaba ni a los talones.

-¿se cree muy chistoso no? - preguntó el viejo maestro.

-No, como cree, usted hizo una pregunta y yo le he respondido. ¿que tiene eso de chistoso?- contestó el joven de ojos cafés de manera muy convincente

-no nada, solo le pido que ponga mas atención, si no a la próxima lo mando con el director, ¿me entendió? – Le dijo el viejo maestro

-claro que si profesor– Respondió el joven de pelo azabache.

Unas bancas mas allá un par de jóvenes reían por lo bajo, uno tenia tez morena, cabellera castaña y ojos verdes, algo bajo de estatura, pero con buen cuerpo, culpa de arduos entrenamientos de fútbol, el otro era de tez cetrina, cabellos rubios y ojos color azul intenso, cuyo cuerpo distaba mucho del de su compañero, era musculoso, fibroso, pero el de él a causa del basketball.

-¿como cuanto van? - preguntó el ojiazul al castaño.

-diego- 5000 , profesor- 0 —contesto el chico mientras veía como el pelo azabache volvía la mirada hacia la ventana, nuevamente- y creo que va por otra.

-no creo, solo nos quedan dos minutos- dijo el ojiazul…

Después de que terminaron las clases el joven de ojos cafés se retiró a tomar el camión, uno de sus amigos que paso por la parada de camiones que estaba afuera de la universidad lo vio y se paró.

-¿Te llevo a tu casa Diego?– Le dijo el ojiverde y se le quedo mirando.

-Pero queda lejos de tu casa… ¿que no?– Le contestó Diego.

-Si, pero no voy a mi casa, voy a casa de mi novia– Le dijo Pedro.

El ojiverde aceptó entonces el aventón; en el transcurso a la casa de Diego, ambos platicaban de las practicas de football algo que el pelo azabache casi no hacia, pero le gustaban toda clase de deportes, el castaño le decía que las practicas iban muy bien que cuando quisiera unirse al equipo que lo aceptaría con gusto ya que el era el capitán del equipo. Diego le dijo que no podía por el momento ya que tenia que trabajar y ayudar a su madre. Se calló de pronto, mirando el camino, ya que aunque le gustaba a Diego conocer gente y tener muchas amistades, en ocasiones se mantenía enigmático y prefería no hablar mucho de su familia.

Luego de unos 15 minutos llegaron a una zona residencial que tenia el aspecto de ser ocupado por gente de clase media, esa zona era algo tranquila, se notaba que los niños podrían disfrutar de jugar en la calle, en esa zona todo mundo era muy trabajadora, había un poco de todo, gente amable, una que otra gente amargada muy antisocial; Diego se despidió de su amigo y luego de bajar del auto, entró a su casa, donde se encontraba su madre bien dormida en el sofá aun con el uniforme del trabajo.

Karuroruso
Fantasma
Fantasma

Cantidad de envíos : 15
Edad : 33
Fecha de inscripción : 16/02/2009

Ver perfil de usuario http://www.kingdomoffics.crearforo.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Angel Kid(Nc-17)

Mensaje por Karuroruso el Mar Feb 17, 2009 9:44 am

Londres, Inglaterra

El rubio se comió toda la comida y al terminar se levantó y fue a la cocina donde le dio un tierno beso a su nana, a la cual quería como a una madre. De ahí salió con rumbo a la cochera donde le esperaba su coche recién encerado. Una vez que se subió, lo encendió y se fue a la empresa de su padre. Una herencia familiar, que le había dejado a él y a su madre. John desconoce quien es su padre, solo sabe de él, por lo que su madre le cuenta. Aunque no lo conoció, tiene la vaga idea de que vez lo soñó, aunque no le confesado a nadie dicho sueño, donde frecuentemente aparece al lado de su progenitor. Se miró la mano en la que tenía el mitón; pasaron 30 minutos en el transcurso de su casa al trabajo, pasó por recepción donde le dejaron entrar al reconocerlo, luego se fue al estacionamiento exclusivo para los empleados.

Después de que se estacionó, Jhon entró al edificio ahí lo saludó la recepcionista y el le devolvió el saludo, subió al elevador y se bajo en el ultimo piso, a donde se dirigió hacia la oficina de su madre y la de el.

A Jhon no le gustaba casi ir a la empresa ya que le resultaba estresante. Tocó la puerta de la oficina; se oyó una voz de mujer con acento japonés y algo cansada que le dijo que pasara. Entró un poco desganado por que no quería trabajar ese día en particular, se le quedo mirando un momento a su madre con cara de ¿enserio tengo que trabajar?”



El rubio se sentó en la silla de su escritorio con total aburrimiento.



-Buenas tardes madre ¿Cómo estuvo tu día?– Le preguntó el rubio



-Buenas tardes Jhon, pues fue un día muy pesado diría yo ¿y que tal el tuyo? – Le dijo la madre del chico algo cansada y le sonrió a su hijo.

-Muy bueno por cierto, hoy una chica del salón la mas hermosa de la escuela. Me invitó hoy en la noche a su casa ya que dará una fiesta”– Dijo sonriendo

-Que bueno que tengas amistades hijo por que esas son muy especiales– Le dijo su madre.

John se le quedo mirando a su madre, la notaba muy cansada pero aun así ella le sonrió. El joven devolvió el gesto y fue hacia ella para ponerse detrás suyo, para empezar a darle unos masajes en los hombros para que se relajara. Lo logró después de un rato y la mujer quedó bien dormida, el ojos grises le puso su saco para que no tuviera frío.

John se puso a firmar unos papeles que tenía en el escritorio pero sin antes leerlos con detenimiento y paciencia. Súbitamente volteó hacia donde estaba su madre que se veía hermosa durmiendo. De pronto, se presentó ante sus ojos la imagen de un joven detrás de su madre. Era un chico rubio no pasaba de la edad que el tenía, ojos color ámbar, era alto y tenia unas alas muy blancas; John no lo podía creer, cerró los ojos y cuando los volvió a abrir ya no estaba. Recordó entonces que ese chico era su padre, se parecía demasiado a sus sueños.

Después de esa ilusión pasajera, preguntándose los motivos por los cuales su padre les ha dejado solos. Pero no tenia mucho tiempo para esos acertijos. Se sentó a un lado de su madre y se reconfortó con la idea de quizás su padre era un hombre muy ocupado y tendría otros compromisos. No le resultaba fácil explicarse por que veía a su padre continuamente en sueños y siempre le imaginaba como un ángel. Pero los sonidos en la puerta lo distrajeron de sus cavilaciones y su madre pega un brinco del susto y volteando a los lados a ver que era lo que la había asustado.

El rubio se aguantó la risita que eso le causo, se levantó y fue a abrir la puerta. Mary, la secretaria de su madre y la de él, entró llevando unos papeles en la mano.

-Señora, les traigo unos documentos que tienen que revisar antes de ser enviados a Escocia– Les dijo la secretaria a John y a su madre.

Sakura la madre del ojos grises se levantó de la silla, se le quedo mirando un rato a su hijo, luego agarró los documentos que dejó Mary y se puso a revisarlos, mientras que John se dedicó a revisar las finanzas de la empresa por Internet. Observó con detalle como iban subiendo mucho los bonos, de una de la empresa que tenían en Estados Unidos.

-Hijo me voy a casa, te espero en la noche y le dices al velador que cierre bien y que active la alarma, por favor – Le dijo Sakura a su hijo, después de rato, al notar que su hijo no despegaría la vista de la pantalla.

-Esta bien madre, descansa que no te ves muy bien. Necesitas descansar mas – Le sugirió John algo preocupado por su madre.

Sakura asintió, luego salió de la oficina y se dirigió a su casa, mientras el rubio se dejaba caer en la silla y agarró los documentos que su madre acababa de dejar en el escritorio. Terminó por revisarlos, firmarlos y ponerles la firma de la empresa, para luego avisar a la secretaria que pasara por ellos.

Luego de pasar varias horas frente a su laptop se paró del asiento y abrió las persianas, vio que ya había oscurecido y en uno de los techos vio a un hombre que lo veía fijamente, el cual estaba totalmente pálido y demacrado. Joh cerró las persianas y se quedo extrañado por esa visión aunque no era la primera vez que veía algo así. Su madre le había dicho que eran fantasmas o espíritus que se habían quedado en la tierra, por eso no le dio mucha importancia; apagó su laptop y la computadora del escritorio de su madre. Llamó a su secretaria para que le recordara al Sr. Loson, el velador que cerrara bien y activara la alarma en cuando las oficinas se vaciaran.

John se dirigió a su casa, en el transcurso se puso a oír música, intentando alejar sus pensamientos ociosos que nada le dejaba. No tardó en llegar a su casa, no se detuvo en su cuarto, sino que fue a la habitación de su madre, donde encontró la puerta entreabierta.


Entro lentamente en la habitación, vio a su madre bien dormida y atrás de ella volvió a ver la imagen de su padre. El joven iba a decir algo pero el hombre le hizo la seña de que guardara silencio. Y en su mente escucho claramente que su madre necesitaba descansar. John salió de ahí, se fue a su recamara, después de que se metió a bañar, busco la ropa que iba a usar en la fiesta de Rose. Se puso una camisa azul eléctrico, un pantalón de mezclilla negro y unos zapatos negros. Se concentraba en su imagen, y empezó a tener un uno de esos ataques de alergia en el que le salen unas alas de ángel sin control. Inmediatamente se tranquilizó y sus alas desaparecieron lentamente, maldiciendo por que tenia que cambiarse de camisa por haber rotó la anterior. Buscó otra del mismo color y se la puso con algo de prisa.

Y así fue a la fiesta de Rose, tardó un rato en encontrar la casa de ella.

-Oh, John me da gusto que vinieras, creí que ya no ibas a venir– Le dijo Rose sonriendo.

-Claro que no me iba a perder una fiesta como esta, pero me extraño que te fueras como enojada en la mañana – Le dijo el rubio algo extrañado.

-Oh eso, no era nada. Cosas de mujeres – Le dijo Rose y se le quedo mirando, el ojos grises le devolvió la mirada, era una mirada de aprecio, de cariño, tal vez ¿amor?...

Luego de esas miradas se pusieron a bailar. El joven no tenia ojos en ese momento para nadie mas que sea Rose.

México
Culiacán, Sinaloa

Después de haberle puesto encima una manta a su madre le dio cariñosamente un beso en la frente, ella se movió un poco y dijo algo que no alcanzó a oír. Así que el joven, uso algo que le ocultaba al mundo entero incluso a su madre, eso era el poder de leer la mente. Era un don que lo tiene desde su nacimiento, que tardó en entender y usar, pero que ahora tenia pensado usarlo con su madre. lo único que oyó fue el nombre de su padre.


-Federico… Federico… Federico– Decía entre sueños la madre del pelo azabache.

En eso llega el hermano chico de Diego, el cual se llamaba Esteban, era un chico de pelo castaño ojos marrones, tenia 17 años; se le quedo mirando al pelo azabache y luego a su madre.

-Acabas de llegar por lo visto– Dijo Esteban

-Claro que acabo de llegar Esteban – Dijo sarcásticamente el pelo azabache

Diego se quedo mirando a su hermano; luego se dirigió a la cocina donde abrió el refrigerador, saco un refresco y miro a su hermano.

-¿Qué es lo que van a querer de comer?”– Pregunto el azabache

En eso baja la hermana mediana, al oír las voces de sus hermanos y se queda mirando a su hermano mayor.


-Hay que bueno que has llegado, ya teníamos hambre– Dijo Esmeralda, se acerca a su hermano, lo abraza y le da un beso.


-“Entonces ¿Qué es lo que van a querer de comer?” –Pregunto de nuevo Diego.



-Bueno yo quiero unas gorditas– Dijo la ojiverde sonriendo, estaba muy alegre por ver a su hermano tan temprano en casa ya que siempre llegaba tarde, por que su tiempo se lo dedicaba al estudio y al trabajo.

Esteban se quedo mirando a su hermano a el le gustaba la compañía del pelo azabache, pero desde que el padre de ellos los abandono, Diego se había hecho cargo de sus hermanos. Esteban consideraba a su hermano mayor como a un padre; Diego se había distanciado de el.

-Bueno a mi se me antoja un mole poblano– Dijo el castaño. Al que le gustaba mucho el mole, en especial el que hacia su madre.



-Sí, mejor haz mole, me encanta – Le dijo Esmeralda.

Entonces Diego sacó el pollo del congelador, puso agua a hervir para cocinarlo e ir preparando el resto de los ingredientes. Se sentó y se puso a ver televisión con el volumen bajo para no despertar a su madre, sus hermanos se sentaron junto con el, luego se concentro mucho para poder leer la mente de su madre, por que seguía moviéndose y lo único que logro escuchar fue otra vez el nombre de su padre…

-Federico… Federico… Federico… Federico ¿por que te fuiste? ¿por que nos dejaste? En especial a tu hijo Diego el cual te quería mucho, te consideraba el mejor padre…– Dijo en el pensamientos la madre de Diego.

Esto al pelo azabache le hizo sacar un par de lágrimas, de ahí se volteó hacia la televisión, se limpió las lagrimas como si nada hubiera pasado, pero lo que había oído de su madre le había llegado muy al fondo, sus hermanos solo se le quedaron mirando..

-Bueno creo que ya esta descongelado el pollo– Dijo Diego levantándose de la silla y se fue a sacar el pollo del agua, lo empezó a cortar por piezas mientras le hacia una seña a sus hermanos para que le ayudaran y así después de un ratito terminaron de hacer el mole.

En eso, por el olor a la comida, se levanta Ana la madre de los chicos ahí presentes, los mira y se dirige a la mesa, les ayuda a servir y le da un beso a Diego. Ella se preocupó al ver que su hijo había llorado, ya que era raro en él, ya que joven se había vuelto algo frió desde que los dejo su esposo.

-Gracias Diego por hacer la comida pero me hubieras despertado– Le dijo Ana

-Te veías muy hermosa durmiendo madre, aparte no quería molestarte– Le dijo Diego con una sonrisa.

Después de comer todos ayudaron a recoger la mesa y a lavar los platos. Diego se dirigió a la cochera donde vio el único recuerdo había dejado su padre en esa casa. Destapó una Harley, la cual tenia la pintura estaba algo desgastada por los años, el motor no servia, las llantas estaban pinchadas y el asiento algo roído. El pelo azabache entró otra vez a la casa y de su habitación sacó un asiento para la Harley que había comprado, se dirigió a la cochera y le quitó el viejo asiento a la motocicleta.

Después de estar viendo la motocicleta Diego salió a la calle y se fue a casa de su novia que por cierto era una chica algo rara. Esta chica estaba muy entrada en las artes oscuras, tenia el cabello negro, piel cetrina, no era ni tan gorda ni tan flaca, ojos verde esmeralda y era una chica muy misteriosa. No hablaba de su vida, pero eso si era muy fiestera, lo que ella quería inmediatamente lo conseguía, pero aun así el la quería y mucho.

Llegó a casa de Angy, tocó a la puerta y espero a que saliera alguien, la que abrió la puerta fue la madre de la chica.

-buenas tardes señora López, ¿se encuentra Angy?”–Dijo el azabache.

-Si aquí esta, pasa deja y la llamo- Dijo la madre de la ojiverde.

Diego entró a la casa y se puso a esperar en la sala, en eso baja Angy junto a su madre, la ojiverde parecía enojada. Diego se levantó y se acercó a su novia, la quiso besar pero ella lo rechazó.


Londres, Inglaterra

Mientras que John bailaba con Rose, ella lo miraba y el joven le devolvía la mirada, para luego besarla apasionadamente y ella le corresponde el beso.

En eso el rubio siente que están volando y voltea para piso y descubre que están flotando bajo, así es que John se concentró y pronto estaban tocando el suelo. Nadie se dio cuenta ni siquiera Rose, una vez que terminaron de bailar se fueron a platicar un rato siendo interrumpidos a cada rato.


-Rose hay algo que te he querido decir y es que ¿quieres ser mi novia? – le propuso el rubio.



-S… S… Siii, claro que si- Respondió algo sonrojada la castaña. Luego se dieron otro beso apasionado como el anterior.

Y se la pasaron platicando sobre cosas de la escuela, también del por que el nunca se le había revelado que la quería.

La fiesta duro hasta las cuatro y media de la mañana, John se fue a su casa, no había tomado en toda la noche así que no había problema si manejaba, llego a su casa alrededor de las cinco de la mañana, dejo el carro en la cochera de la mansión y se dirigió a su cuarto, se quitó la ropa y solo se quedo en boxers.

Luego tomo el teléfono que tenía en el buró de su habitación y marco el número del teléfono de su hermana menor la cual se encontraba de misionera en otro país.

-Bueno, quien osa molestarme a estas horas”– Dijo una voz femenina al otro lado de la línea.

-Soy John hermanita, siento molestarte a estas horas pero era urgente hablarte–Dijo John, el cual sabia que a su hermana no le gustaba que le dijeran hermanita. Era una chica de pelo tan oscuro que parecía púrpura, sus ojos eran color azul profundo y de mirada soñadora, complexión delgada, media 1.70cm, con una alegría, vivacidad y energía que cualquiera envidiaría.

-¿Qué es lo que pasa John? – Le dijo su hermana algo enojada por que le habían dicho hermanita y por que la despertaron.

-Lo que pasa Valentina es que ando preocupado por mi madre, ya que anda muy decaída. La noto menos activa que de costumbre, ya sabes como es, pero últimamente no es la de siempre y luego….nuestro padre la ronda mucho– Le dijo John algo preocupado.

-Esta bien no te preocupes hermanito, yo estaré ahí en dos días a mas tardar y ya no te preocupes. No debe ser nada grave–Dijo Valentina para calmar algo a su hermano pero ni ella misma creyó lo que dijo por que también se había preocupado.

John colgó el teléfono y se fue a dormir. Todo empezó de pronto como un sueño muy erótico con Rose pero de repente el sueño cambia drásticamente ya no se encontraba con Rose si no con otra persona y la cual también lo excitaba.

Mientras en el mundo real el rubio sentía que alguien le estaba sobando su miembro pero por mas que quería despertarse no podía y no sabia quien era la persona que le estaba agarrando su miembro que lo tenia mas rígido que una estatua debido al sueño que estaba teniendo, luego sintió como esa misma persona se metía su miembro a la boca y empezaba a succionar el miembro erecto del rubio

Karuroruso
Fantasma
Fantasma

Cantidad de envíos : 15
Edad : 33
Fecha de inscripción : 16/02/2009

Ver perfil de usuario http://www.kingdomoffics.crearforo.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Angel Kid(Nc-17)

Mensaje por Karuroruso el Jue Feb 19, 2009 4:09 am

¿Quieren que lo continue?

Karuroruso
Fantasma
Fantasma

Cantidad de envíos : 15
Edad : 33
Fecha de inscripción : 16/02/2009

Ver perfil de usuario http://www.kingdomoffics.crearforo.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Angel Kid(Nc-17)

Mensaje por Karuroruso el Miér Mayo 27, 2009 8:00 am

bueno parece ser que no les gusto por que no han contestado, tan siquiera quiero su humilde opinion

Karuroruso
Fantasma
Fantasma

Cantidad de envíos : 15
Edad : 33
Fecha de inscripción : 16/02/2009

Ver perfil de usuario http://www.kingdomoffics.crearforo.com

Volver arriba Ir abajo

Re: Angel Kid(Nc-17)

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.